Cura várices, callos y talones agrietados con este increíble remedio casero!!

Todos nosotros hemos experimentado un problema con los talones agrietados.  La piel áspera y seca sobre nuestros talones puede ocurrir como resultado de la atención inadecuada, zapatos incómodos, la dieta poco saludable y la falta de humedad. Pero, es hora de poner fin a esto.







Vamos a presentar un eficaz remedio casero que es fácil y simple, y en la que va a suavizar su piel y le ayuda a deshacerse de esos molestos agrietado talones. Por otra parte, puede tratar las venas varicosas, y los callos.

Todo lo que necesitas son dos ingredientes simples, que probablemente tiene en su hogar:


-10 aspirinas
-250 ml de alcohol al 70%
-Un limon
-Una cucharada de agua
-Una toalla o unos calcetines de lana viejos
-Una piedra pómez
Instrucciones:
Tritura las aspirinas aplastándolas con la ayuda de un tenedor.  Si lo prefieres, puedes hacer uso de un mortero.
Guarda las aspirinas trituradas en el interior de un vaso o de un recipiente limpio.  A continuación, corta el limón por la mitad y exprímelo para convertirlo en zumo.





Mezcla el jugo de limón con las aspirinas, agrega el agua y remueve todos los ingredientes para transformarlos en una especie de pasta.

Extiende el compuesto sobre las durezas y cubre los pies con una toalla o con unos calcetines de lana viejos.
Deja que el producto actúe durante 10 o 15 minutos.
Transcurrido ese tiempo, enjuágalo con abundante agua y utiliza la piedra pómez para eliminar las durezas en los pies por completo.





Recuerda secar muy bien la zona con una toalla tras haber finalizado el proceso para evitar la aparición de hongos en los pies.

PERSONAS ONLINE