10 alimentos para reducir los niveles de azúcar en la sangre y frenar la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica bastante común, generada principalmente como consecuencia de malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física, lo que puede afectar gradualmente a todo el sistema del cuerpo y causar daños a los distintos órganos. Aquí te informaremos sobre ella y cómo frenar la diabetes.





Cuadro clínico de la diabetes

La diabetes se produce por la deficiencia de una hormona secretada por el páncreas llamada insulina, la que tiene como principal función ayudar en el almacenamiento de la glucosa, los ácidos grasos y los aminoácidos en sus depósitos por todo el cuerpo, y de esta manera bajar la concentración de azúcar en la sangre. Hay 2 tipos de diabetes:
  1. Diabetes tipo 1 o insulinodependiente: como consecuencia de la deficiencia de insulina causada por la auto destrucción inmune de las células que las producen. Comprende del 3 al 5% de todos los casos de diabetes.
  2. Diabetes tipo 2 o no insulinodependiente: causada por un defecto en la liberación de insulina por el páncreas o en la resistencia de los tejidos a dicha hormona como el músculo, cerebro e hígado.

Diabetes y alimentación

La alimentación es vital para la prevención de muchísimas enfermedades crónicas, entre ellas la diabetes. Estar atento a la dieta y procurar alimentarse correctamente puede influir de forma decisiva en el desarrollo o no de la enfermedad así como en la calidad de vida y el bienestar de las personas que ya la padecen.

10 alimentos fundamentales que se pueden añadir a la alimentación diaria para frenar la diabetes

1) Granos

Los granos enteros contienen una gran cantidad de nutrientes como magnesio, ácido fólico y omega 3. Además de componentes químicos de naturaleza vegetal como los lignanos y los flavonoides que contribuyen a la prevención de distintas enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, los niveles de colesterol y la diabetes.
El consumo de granos es sumamente importante para frenar la diabetes por lo que se puede utilizar sustituyendo el arroz o la harina de trigo común por presentaciones integrales.

2) Aceite de oliva

El aceite de oliva posee una gran cantidad de antioxidantes y grasas monoinsaturadas, lo que lo diferencia de otros tipos de aceites, convirtiéndolo en una favorable elección si queremos disminuir los niveles de glucosa en nuestra sangre o hasta bajar de peso, recordando que la obesidad es una de las principales causas de padecer diabetes.





La mejor elección es el aceite de oliva extra virgen ya que posee más de 30 agentes antioxidantes y antiinflamatorios y puede ser fácilmente utilizado para saltear carnes y vegetales así como para aderezar ensaladas.

3) Nueces

Las nueces y demás frutos secos como los arándanos y las almendras pueden incorporarse positivamente a la dieta ya que contiene grasas naturales necesarias para nuestro organismo, además de fibra y vitamina E que contribuyen a mantener estables los niveles de glicemia y el buen funcionamiento del corazón.
Las personas diabéticas deben incorporar las nueces en su dieta y se recomienda que antes de consumirla sean remojadas en agua durante la noche para evitar la acción de sus inhibidores enzimáticos.

4) Yogurt

Los derivados lácteos son sumamente necesarios para el fortalecimiento de los huesos y el control de los niveles de calcio en el organismo. Una opción para los diabéticos puede ser consumir yogurt natural o leche baja en grasas y azúcar para cumplir con el requerimiento de calcio, bajar de peso y disminuir la resistencia a la insulina. Pueden consumirse acompañando cereales, frutas o simplemente solo.

5) Canela

La canela contiene diversos componentes que actúan sobre el metabolismo de los carbohidratos y el colesterol promoviendo su reducción y correcto almacenamiento. Puede incorporarse la canela para frenar la diabetes con una cucharadita en las bebidas, en polvo o entera mezclada con los guisos y comidas o como infusión de té.

6) Frijoles o Porotos

Los frijoles son una buena opción para suplir los requerimientos de fibra y minerales como el magnesio y el potasio. Son alimentos que retardan el proceso de digestión y facilitan la estabilización de los niveles de glucosa en la sangre.





Las caraotas, los garbanzos, las lentejas y los frijoles chinos, son excelentes opciones para combinar en nuestra dieta, ya sea como plato fuerte o formando parte de las ensaladas.

7) Batatas

Las batatas dulces son tubérculos ricos en antioxidantes como el beta caroteno y las vitaminas A y C, que se pueden intercambiar por las patatas regulares por su índice glicémico inferior. Se pueden incorporar para frenar la diabetes como acompañante en múltiples comidas y se debe procurar consumir con la piel ya que allí es donde se encuentra la mayor cantidad de nutrientes.

8) Verduras de hojas verdes

Poseen un índice de calorías y carbohidratos muy bajo y altos niveles de minerales, fibra y vitamina C, lo que contribuye a la disminución de los niveles de glucosa en la sangre. Verduras como la espinaca, la acelga, las coles, son óptimas opciones para incluir en la dieta.

9) Pescados

El omega 3 es un ingrediente fundamental para incluir en la dieta de personas diabéticas y con enfermedades cardíacas. El pescado es una rica fuente de este ácido graso, aparte de proteínas, lo que lo convierte en un excelente sustituto de las carnes, por lo que se recomienda consumirlo dos veces por semana.

10) Bayas

Bayas como las fresas y moras son un increíble sustituto al sentir la necesidad de comer dulces. Son ricas en vitaminas, fibras y antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer, la hiperglicemia y las enfermedades cardíacas. Pueden añadirse a loa cereales, ensaladas y postres.
Una dieta equilibrada puede ayudar frenar la diabetes o, si ya la padece, a controlarla mediante la disminución del consumo de grandes cantidades de azúcares, lo que no quiere decir precisamente dejar de comer, sino cambiar totamlmente nuestros hábitos alimenticios.
Es decir, agregar a nuestra dieta un conjunto de alimentos que contribuyan a disminuir el azúcar en la sangre y comer en proporciones adecuadas, siempre combinándose con rutinas de ejercicios y actividad física, sin duda alguna será la respuesta ideal para frenar la diabetes que afecta al organismo.
Fuente: Medicinacasra

PERSONAS ONLINE